La cifra de nuevos autónomos se dispara un 521%

Emprendedor_490x755La federación FAES asegura que los 4.957 negocios nacidos el pasado año aún no son suficientes para reducir el paro con fuerza

Bernat Sirvent | ALICANTE 5 febrero 2015

Aunque el arranque del año no ha sido positivo para el empleo autónomo de la provincia, con 380 bajas respecto a diciembre, el cómputo anual de 2014 sí fue positivo para el colectivo de trabajadores por cuenta propia.

Tanto que se produjo el mayor repunte de negocios nuevos, 4.975, desde el inicio de la crisis, según explicó ayer a este diario el secretario de la federación FAESCV, Diego Menor. Este aumento supone un crecimiento neto porcentual del 521% respecto a la cifra con que cerró 2013, con apenas 800 autónomos más. Sin embargo, sigue el riesgo de alta mortandad de los negocios.

Mientras que en el año 2013 respecto al año 2012 hubo un saldo neto de altas en el régimen especial de autónomos de la Seguridad Social de unos 3.000 en el conjunto de la Comunitat Valenciana y de 800 en Alicante, la cifra se disparó en 2014 hasta las 9.683 y 4.957, respectivamente, según explica Diego Menor, quien, no obstante, hace recuento de las consecuencias que ha dejado la crisis sobre el colectivo, con 55.458 bajas en la Comunitat y 21.558 en Alicante, en el período 2007/2012, «cuando mayor fueron los efectos de la recesión sobre el pequeño comercio y la hostelería».

Para que se produzca ese saldo negativo en el lustro más duro de la crisis se ha producido lo que Menor denomina el ‘fenómeno mortandad’, pues «el 70% de los pequeños negocios con un trabajador o, a lo sumo dos o tres, no llegan a tres años de vida», debido, en parte, al retraso en la recepción de las ayudas de la Conselleria que se ha producido y también por la falta de consumo familiar y los recortes extremos en las entidades financieras.

FAES calcula que el año 2015 evolucionará, como mínimo, como el 2014, es decir, con crecimiento de negocios, «aunque no lo suficientemente sólido para restar a más gente de la lista del desempleo». Diego Menor está convencido de que multitud de nuevos negocios del último año nacen como «valor refugio» ante la todavía notable pérdida de empleo por cuenta ajena y por el proceso de subcontratación o externalización de muchos servicios y bienes empresariales. «Lo que ocurre es que muchas personas, con escasa formación en un nuevo sector como el comercio o la hostelería, se ven después abocados al fracaso y la defunción empresarial», indica Diego Menor.

Además, FAES estima que un 54% de los negocios nuevos de autónomos que están naciendo en los últimos cuatro o cinco años y que se mantienen activos «lo hacen por pura supervivencia en la provincia».

Diego Menor tiene palabras de crítica hacia el modelo de ciudad de Alicante, a diferencia, por ejemplo, de Elche. «El modelo de ciudad de Alicante no es evidentemente el mismo y hay que desarrollar pilares fundamentales, pues en la capital nos hemos cargado los pilares básicos como el turismo, la industria, el comercio y los servicios por culpa de un desarrollo urbanístico defectuoso y erróneo».

FAES considera, llegado a este punto, que «es cada día más necesaria una plataforma para que sea escuchada con fuerza y respeto la voz del autónomo, pues de otra forma es imposible trasladar a las Administraciones todas las políticas de fomento del empleo y del emprendedor».

Diego Menor se refiere a la fallida creación del Consejo del Autónomo de la Comunitat Valenciana, una propuesta del Consell aprobada en una orden en diciembre de 2011 y que, a punto de finalizar la actual legislatura, sigue en el limbo más absoluto. A lo más que se ha llegado a es la constitución de la Mesa del Autónomo como ente privado por formado, según Menor, por el 80% de las organizaciones representativas en toda la Comunitat Valenciana del colectivo de autónomos: UATAE vinculada a la Unió; UPTA a UGT; OPA, que es la más antigua; y FAES. Solo falta que dé su visto bueno ATA. Diego Menor critica que «la Administración no está por la labor de formar el Consejo del Autónomo, no quiere ser árbitro».